Retrasá los signos de envejecimiento prematuro con el aceite vegetal de rosa mosqueta.

Un tratamiento natural, práctico y para todo tipo de piel.

El envejecimiento prematuro de la piel es un fenómeno que crece debido a los diferentes factores a los que nos exponemos todos los días como: los rayos UVB, la contaminación ambiental, el estrés, la falta de sueño, entre otros.

La buena noticia es que gracias al aceite de rosa mosqueta se puede prevenir y de forma totalmente natural. En esta nota te contamos por qué este aceite es la solución para regenerar la piel y cuidarla de los factores que aceleran el envejecimiento.

El aceite de rosa mosqueta se extrae de la semilla de la planta, la misma contiene ácidos grasos esenciales como Omega 3 y 6 también conocido como ácido linoleico, antioxidantes, flavonoides, taninos y vitaminas A, C y E. El alto contenido de ácidos grasos no saturados que contiene permite que atraviese las membranas cutáneas más profundas y regenere todas las estructuras dañadas de la piel.

Gracias a sus propiedades, el aceite de rosa mosqueta actúa en sobre los signos de envejecimiento prematuro de múltiples maneras:

  • Hidrata y nutre la piel.
  • Ayuda a la recuperación del manto hidrolipídico natural y recobra todas sus propiedades fisiológicas.
  • Devuelve la elasticidad natural de la dermis.
  • Atenúa las líneas de expresión.
  • Mejora el micro-relieve cutáneo.
  • Aporta luminosidad.
  • Favorece la regeneración celular post-solar.

La gran cantidad de beneficios que aporta este aceite es debido a su importante contenido de antioxidantes y vitaminas. Está comprobado científicamente que la vitamina C estimula la producción de colágeno lo que permite reducir las líneas de expresión y arrugas. Gracias a esta característica, también es ideal para aplicar luego de exponerse a los rayos solares ya que contrarresta la disminución del colágeno producida por la exposición al sol. Además, la combinación de antioxidantes y ácidos grasos esenciales que contiene, mejoran la pigmentación, el tono y la textura de la piel.

El ácido trans retinoico es una forma natural de la vitamina A, presente en el aceite de semilla de la Rosa Mosqueta y se lo puede utilizar para reducir la profundidad de las arrugas, desvanecer las líneas finas de la cara y aclarar las manchas de edad. A diferencia de muchos otros aceites terapéuticos utilizados para este mismo fin, el aceite de Rosa Mosqueta es ligero y nada graso, lo que es ideal para aquellos que quieren una piel perfecta sin la apariencia de un cutis seboso.

Además, el aceite de rosa mosqueta está indicado para utilizar luego de tratamientos estéticos como: depilación láser, peeling, liftings, mesoterapia, entre otros. Así como también, para mejorar el aspecto de cicatrices, marcas de acné o quemaduras.

Descubrí el aceite puro de Rosa Mosqueta y experimentá sus beneficios.

En Bioterra elaboramos el aceite puro de Rosa Mosqueta, a través del prensado en frío directo del fruto. Nuestros productos son 100% naturales, sin agregados químicos, conservantes artificiales, ni aromas sintéticos. Todos sus productos son Cruelty free es decir, no están testeados en animales.

Probalo y contanos tus resultados!